CAJA ESPAÑA DUERO CONDENADA A ELIMINAR LA CLÁUSULA SUELO Y DEVOVER EL DINERO COBRADO DE MÁS DE UN CONTRATO HIPOTECARIO

El Juzgado de lo Mercantil nº1 de San Sebastián ha anulado la cláusula suelo de un contrato hipotecario  suscrito con Caja España Duero y le ha condenado a restituir a los afectados el dinero cobrado de más.

La hipoteca fue suscrita por un matrimonio para la adquisición de una segunda vivienda en el 2008, el importe fue de 210.000 € a pagar en 47 años.

La cláusula suelo del 3,75 % empezó a aplicarse a a partir del 25 de julio de 2009, momento en el que el matrimonio reclamó la no bajada de su cuota hipotecaria. La entidad, como consecuencia de la reclamación, les mostró la existencia de esta cláusula suelo, “que impedía que el interés aplicable fuera del euribor más el 0,25 % que habían pactado“, por lo que plantearon una reclamación al servicio de atención al cliente de la propia entidad, que no fue atendida, y otra al Banco de España, que tampoco tuvo éxito.

La familia decidió entonces presentar una demanda judicial que ahora les ha dado la razón al entender que la inclusión de la citada cláusula en el contrato no fue negociada “individualmente” ni consentida “expresamente”, además de ser contraria a la “buena fe” y adoptada “en perjuicio del consumidor“.

La sentencia explica que esta cláusula “causa un desequilibrio importante” en los “derechos y obligaciones” del cliente que son los “requisitos” para considerarla como “abusiva”.

Por estos motivos, la resolución declara nula la cláusula “por no haber superado”, entre otros aspectos, “las exigencias de transparencia“, y condena a Caja España-Duero a devolver a los perjudicados “todas las cantidades cobradas en exceso” como consecuencia de su aplicación más “su interés legal desde cada vencimiento abonado hasta hoy”, incrementadas con los correspondientes intereses legales elevados dos puntos desde la fecha de la sentencia hasta “la completa satisfacción de los demandantes”.

El texto judicial, que puede ser recurrido en apelación ante la Audiencia de Gipuzkoa, condena finalmente a la entidad bancaria al abono de las costas del procedimiento.

No Comments.

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.
Campos obligatorios marcados con *

*