Sentencia del Tribunal Supremo que ANULA LA CLÁUSULA SUELO

La sentencia nº 241/2013, del pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo, de fecha 9 de mayo de 2013, por unanimidad, sin ningún voto discrepante de ningún magistrado, ha acordado condenar a las entidades demandadas -BBVA, Caixa Galicia y Cajamar- y declarar la nulidad de la cláusula suelo.

En virtud de la tan esperada sentencia, las cláusulas suelo han sido declaradas NULAS.

Por tanto, los prestatarios afectados por estas cláusulas declaradas NULAS, contratadas con las entidades bancarias CONDENADAS a partir de la publicación de la sentencia, tienen derecho a que se rebaje su cuota y se recalcule a partir del índice de referencia pactado más el diferencial, no pudiéndose hacer uso de ese tope denominado suelo porque no es transparente toda vez que bajo el epígrafe de una hipoteca a tipo de interés variable este suelo supone mantenerlo fijo. Por lo tanto deben verse beneficiadas los cientos de miles de hipotecas firmadas por estas entidades condenadas a partir de la publicación de la sentencia en sus cuotas, en los recibos desde hoy hacia el futuro.

Por lo que atañe a las cantidades pagadas con anterioridad, en virtud de esta sentencia no pueden ser solicitadas en ejecución pero SÍ, REPETIMOS, REITERAMOS Y ACLARAMOS, en un procedimiento ordinario se podrá solicitar tanto la nulidad de la cláusula como la devolución de las cantidades de forma individual, sin que atente al sistema financiero en su conjunto ni provoque ningún riesgo sistémico.

Respecto de todos los demás prestatarios que tengan en su contrato la cláusula suelo y no sean referidas a estas entidades condenadas podrán en virtud de la determinación de esta sentencia como jurisprudencia y doctrina, solicitar individualmente la nulidad de su cláusula para futuro y la declaración de devolución de las cantidades pagadas en virtud de la nulidad de la misma de forma retroactiva.

La meritada sentencia es de una importancia histórica y radical. Beneficia al conjunto del sistema financiero porque exige transparencia y provoca un modelo de banca más confiable y próspero, basado en principios de equidad, justicia y correcta asignación de costes en lo que se refiere a los servicios financieros.

Se trata de una excelente noticia para los sufridos hipotecados españoles, que se ven liberados de esta cláusula abusiva e injusta, que impedía que las cuotas de sus hipotecas reflejaran la bajada de los índices de referencia hipotecarios como el euríbor.

No Comments.

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.
Campos obligatorios marcados con *

*